Entrevista: Migración de un colegio desde Windows XP a Ubuntu

Hoy les vengo a compartir esta entrevista que realizo el amigo Marcos Costales a Fernando Lanero en españa, sobre la migracion de un colegio con 1200 alumnos.

ferlanero

Foto via Marcos Costales

El fin del soporte de Windows XP pone en una auténtica encrucijada a cientos de instituciones educativas y sus sistemas informáticos. Ubuntu es el cambio que la educación de vanguardia necesita.

Fernando Lanero, para quienes no lo conozcáis, es profesor y responsable TIC del colegio de losAgustinos en León (España). Un activista de software libre enredado en la migración de un colegio con 1200 alumnos al sistema operativo Ubuntu.

Voy a charlar con él en persona y que nos cuente de primera mano cómo está siendo esta eXPerienciatan interesante por entrar en juego muchos factores.

Costales: Hola Fernando, ¿Qué tal? ¿Nos cuentas cómo comenzaste en el mundillo de la informática y cuándo nace tu concienciación por el software libre y más particularmente por Ubuntu?

Fernando: ¡Hola! Buenos días. Pues verás, en el apasionante mundo de la informática empecé con un ordenador 8086 que me compraron mis padres en 8º de EGB por haber aprobado todas las asignaturas. Era un Olivetti que debía tener 16KB de RAM, un disco duro de 20MB, pantalla de fósforo verde y venía con MS-DOS que al mes me lo cargué sin querer (del . en el directorio raíz. Ya sabes). De aquella tenía amigos con ordenadores y de ahí me vino la afición, así que imagínate con qué empecé a echar horas y horas.
Y en el software libre empecé en 1997 o 1998. Años en los que hubo un boom de Linux, con una gran cantidad de revistas que incluían un CD con distribuciones. Ahí ya tenía un Pentium a 120Mhz. La experiencia de las instalaciones fue un desastre total, yo todavía estaba en el instituto, no había Internet y lo que podías hacer era leer y releer la revista e intentar sacar algo en claro de todo aquello. Introduciendo comandos y aunque yo venía de MS-DOS, fue un desastre absoluto. Al final sí que conseguí instalar alguna, que ya no te sabría decir ni cuál fué. Probablemente Slackware o Fedora.
Luego lo abandoné y volví al lado oscuro de Microsoft y su Windows 98. 10 años después, en torno al 2007, volví a Linux a través de Ubuntu, gracias a las buenas experiencias que me comentaba Ricardo Chao, profesor y compañero del colegio y gran amigo.

Costales: ¿Ya comenzásteis la migración?

Fernando: Aún no, vamos a esperar a la versión final de Ubuntu 14.04. Estamos haciendo pruebas, con las versiones alfas al principio y con las betas ahora.

Costales: ¿Qué sistema operativo estáis utilizando actualmente y por qué habéis decidido cambiarlo?

Fernando: En el colegio todos los ordenadores tienen ahora mismo Windows, el 90% está con Windows XP y los más nuevos con Windows 7. Con Windows 8, el del Director porque es el último que se compró. El motivo de utilizar este software no es otro que es el que venía preinstalado.

Costales: ¿De cuántos ordenadores estamos hablando y qué características tienen?

Fernando: Hay 2 ordenadores, que son los de la Secretaría, que no se van a migrar por motivos administrativos y sí que se migrarán los 98 ordenadores restantes. Realmente y bajo mi punto de vista, es un volumen muy considerable de máquinas tratándose de un entorno como la provincia de León, una capital pequeña sin grandes empresas de tecnología.

Costales: ¿En qué tareas se usan esos 98 ordenadores?

FernandoSe usan para tareas docentes en aulas, para uso del profesorado en proyecciones de videos, uso de pizarras digitales, dibujo técnico, etc. Y luego hay 60 ordenadores repartidos entre el aula de informática e idiomas.

Costales: ¿Qué programas usáis ahora con los alumnos? ¿Tienes una idea estimada del coste que le supone al centro el uso de esos programas?

Fernando: El programa estrella es Microsoft Office, sin duda. Y de este software tenemos que renovar las licencias todos los años, como un arrendamiento. El coste anual de renovación de las Office ronda los 3.000€ – 4.000€ para todos los ordenadores.

Costales: ¿Crees que los alumnos pueden utilizar esos programas en sus casas pagando las licencias de los mismos?

Fernando: Ése es el problema. Ésa es la trampa del software privativo. En tus clases enseñas con el software que necesites para tu actividad docente. ¿Pero qué ocurre? Si enseñas al alumno a trabajar con un programa privativo, al chaval le estas enseñando a manejar ese programa, lo que estás haciendo es crear un usuario de ese programa para esa empresa (cliente potencial). La otra parte natural del proceso es que fomentas a piratear ese programa y por lo tanto, a saltarse la ley cuándo ésta no conviene (delincuente potencial). No hay alternativa posible a estas dos opciones con el software privativo.
Estás formando consumistas de una multinacional o piratas informáticos, enseñando a los alumnos a que se pueden saltar las leyes cuando éstas no convienen. Este es el mayor peligro. La gente se queja en España de la cultura de trampear o robar de nuestra sociedad. Y es lo que se hace en muchas escuelas, enseñar a trampear de manera indirecta a través del software privativo. Si por ejemplo, tú estás enseñando Photoshop, el centro tiene una licencia comprada, perfecto. Pero, ¿va el alumno a comprar ese programa para hacer sus deberes en casa? ¡Imposible! ¿Y qué ocurre entonces?, o se lo pasas bajo cuerda o animas a que lo descargue de una página con un crack. Ya estás creando delincuentes, porque estás incitándo a saltarse la ley.

Para ver la entrevista completa pueden verla en el blog personal de Marcos Costales aqui

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s